Destacado

EL HORROR Y TORTURA A METROS DE LA CASA DE AMLO; DESCUARTIZAN A OTRO MENOR

MÉXICO.- Inadvertido o ignorado, el centro de Ciudad de México, lugar de residencia del presidente de México Andrés Manuel López Obrador, se ha revelado como un infierno para la infancia mexicana.

Entre la majestuosidad del Palacio de Bellas Artes y lujoso Palacio de Gobierno de México, los niños sufren el horror de la violencia más cruel e inhumana. La madrugada de este miércoles, se suscitó otra grotesca escena criminal. Las autoridades hallaron el cadáver de otro menor de edad en una maleta en una calle de la colonia Guerrero. El hallazgo ocurrió cerca de donde vivían los otros dos niños, de 12 y 14 años, que aparecieron descuartizados la semana pasada a unas cuadras del zócalo.

No se sabe cómo llegó la maleta a la calle. No se sabe cómo murió el muchacho, ni por qué metieron su cuerpo en la valija, ni qué pensaban hacer con ella. La fiscalía ha informado este miércoles por la noche de que este asunto no tiene nada que ver con el caso de los otros dos niños descuartizados.

El Diario Español “ELPAÍS” ha tratado de obtener información de los voceros de la Fiscalía local, pero la respuesta ha sido negativa: de momento no hay más información. Se da la paradoja de que las cuentas de Twitter de varios reporteros de nota roja de la capital abundan en detalles sobre el muchacho. Su nombre, su edad, la edad de los detenidos —otros dos muchachos de 15 años—, la relación de los detenidos con la maleta —al parecer los muchachos dijeron que recibieron un pago por llevarla a un basurero—, el motivo del crimen —un secuestro de consecuencias desastrosas—, incluso fotografías del menor asesinado.

La cantidad de información diseminada por la red es tal que la posición de la Fiscalía resulta difícil de sostener. Hay reporteros que saben incluso cuánto medía la maleta. Los hay que se han atrevido a colgar fotografías del niño ya fallecido, dentro de la maleta, hecho un escorzo, la mano asomando por el cierre.

Mientras esto ocurre, las autoridades buscaban a dos adolescentes de 15 años, hombre y mujer, desaparecidos entre el 28 de octubre y el 2 de noviembre, también en el centro. Este jueves, la Fiscalía ha informado de que ya ha aparecido la mujer, aunque no ha dado más detalles. Varios medios han especulado con que los dos son amigos de los muchachos descuartizados la semana pasada. Sobre la desaparición, la Fiscalía solo había informado de que fue en días y lugares distintos. El diario El Universal señala que “comerciantes y vecinos de los niños desaparecidos refirieron a las autoridades que ambos eran amigos de Héctor y Alan”, los dos menores asesinados la semana pasada.

Llama la atención el tono inevitable de los funcionarios que se han referido a estos casos en los últimos días. Si la semana pasada Sheinbaum no dudó en apuntar a la nebulosa del narco para explicar el horror de los muchachos descuartizados, su jefe de policía le siguió la corriente hace unas horas. Preguntado por los asesinatos de menores, Omar García Harfuch dijo que “desgraciadamente en la mayoría de organizaciones criminales hay menores de diferentes edades”. Como si el horror de dos muchachos hechos pedazos en el núcleo comercial, turístico e histórico de la capital de México pudiera explicarse como una presentación de diapositivas.

ELPAIS