El “show” en la escuelita del Congreso de Oaxaca

El “show” en la escuelita del Congreso de Oaxaca

 

Diputados de izquierda demuestran incompetencia política

 

 

Sagrario Martínez Sánchez

 

 

San Raymundo Jalpan, Oax.-  Si algo ha caracterizado esta legislatura, la 64, es la falta de experiencia de quienes son mayoría, una inexperiencia en el quehacer político, el acordar puntual y cabalmente sobre temas de importancia, (y no cuantas plumas, hojas, borrador o papel de baño necesitan).

 

¿Una vez más los oaxaqueños tendrán a los representantes que se merecen?, las urnas le dieron al nuevo PRI, bueno Morena la mayoría en el congreso local, donde el aire de magisterio predomina.

 

Este miércoles durante la sesión ordinaria, el espectáculo de las y los diputados encabezados por el presidente de la mesa el diputado del partido del Trabajo Cesar Morales Niño, no decepciono a quienes apuestan a que las divisiones entre los morenos no tienen fin.

 

El show inicio cuando el maestro, perdón el diputado morales niño, le refregó en la cara a  la diputada de Morena Hilda Graciela Pérez  Luis que su exhorto no sería tratado como urgente y de obvia resolución, demostrando que el hígado y  el revanchismo puede más que el interés por la seguridad de los oaxaqueños y en específico el de las mujeres.

 

El exhorto de la diputada Hilda fue en materia de seguridad, ya que solicita la comparecencia del secretario de seguridad pública del Estado Raymundo Tuñón Jáuregui para que dé cuenta de las acciones que se han implementado en el estado para salvaguardad la seguridad de la mujeres y de todos los oaxaqueños.

 

El actuar del presidente de la mesa genero malestar entre varias de las diputadas presentes, quienes respaldaron a la legisladora y aunque alzaron la voz y se manifestaron en desacuerdo no paso de ser el show del momento, el cual se reavivo cuando la diputada Laura Estrada Presidente de la Jucopo, con su sonrisa que tanto la caracteriza subió al estrado y sin mencionar si quiera el tema de la violencia hacia las mujeres, presento su exhorto al municipio de Oaxaca de Juárez para que expida un plan de gestión y manejo del centro histórico, el cual si fue considerado de urgente y obvia resolución a pesar de violar la autonomía municipal, hecho que fue recalcado por otro de los legisladores.

 

La tensión la rompió de manera muy peculiar la diputada priista Lilia Mendoza, quien en tono por demás sarcástico le pido permiso al presidente de la mesa para ir a hacer “pipi”, hecho que por supuesto causo la risa de los presentes, pero dejo más que evidenciado el actuar del presidente quien sesión por sesión pareciera tomar el papel del maestro de la clase. Tal como el maestro virolo o maestro Patiño del programa la escuelita vip.

 

Llamándoles la atención a los presentes, pidiendo una y otra vez que despejen pasillos,  amenazando con desalojar el pleno, exigiendo que se le respete como máxima autoridad en el recinto, por mencionar algunas.

 

El colmo o bueno uno de los colmos fue cuando el mismo presiente presentó un punto de acuerdo donde exhorta al gobernador para que solicite la renuncié de los funcionarios y servidores que no han podido implementar  eficazmente la alerta de violencia de genero contras las mujeres, lo cual nuevamente provoco la reacción de las diputadas que le exigieron señalara a que funcionarios se refería, que pusiera nombre y cargos y no madamas a la ligera.

 

Y bueno dentro de todo lo mala también tendría que pasar una buna noticia y fue que a la diputada Gloria Sánchez López de Morena, le fue aprobado el acuerdo para que se den instrucciones  a las dependencias de gobierno estatal para no pedir actas de nacimiento actualizadas.

 

Con un orden del día bastante intenso,  con 58 puntos, de los cuáles 56 fueron puntos de acuerdo y exhortos presentados por los diputados, donde nuevamente se evidencia la falta de acuerdos y consensos de los mismos ya que los temas “importantes” que presentan en la máxima tribuna del pueblo ya han sido considerados en sesiones anteriores o en esta  misma por diferentes actores.

 

Casi al final  los diputados del Pri le recordaron al presidente de la mesa que tenía que nombrar a una comisión para atender a los grupos que bloqueaban los accesos al Congreso desde hacía horas, porque claro ya casi era hora de salir.

 

 El broche de oro de este miércoles lo dio la diputada de Morena Migdalia Espinoza Manuel, quien con motivo del 14 de febrero pidió permiso al presidente de la mesa,  casi al concluir la sesión para entregar un presente a sus compañeros diputados, el cual para mayor sorpresa fue una plantita, llamada pata de elefante, la cual está en peligro de extinción, pero que ella cultiva exitosamente en su invernadero, tal como lo explicó.

 

Y mientras esto ocurría en el pleno a un costado la diputada Hilda Luis ofrecía una conferencia de prensa a un costado del pleno, donde dejó clara su inconformidad por el actuar de la mesa y de la jucopo, por lo cual les informo a los medios de comunicación que había solicitado por escrito que le especificaran los criterios que toma la jucopo para calificar.

 

Y claramente señalo el doble discurso y la falta de congruencia de Morales Niño, manifestando su molestia al expresar que no es posible que el tema de la violencia hacia las mujeres, los feminicidios y la seguridad de los oaxaqueños lo utilicen únicamente como banderín político.

 

Al referirse a la  presidenta de la Jucopo la morenista Laura Estrada,  señalo que teniendo bien fundamentado lo que está pasando con ella enviara el expediente  a la comisión de honor y justicia de Morena Nacional para que tome cartas en el asunto.

 

La legisladora concluyo su conferencia rápidamente para que no le fueran a aponer falta por no estar en el recinto, no sin antes exigir que se aplique el reglamento en la sesiones y que los criterios para calificar y para el trato de todos los legisladores sea parejo.

 

“Por qué nos debemos al pueblo es a ellos a quienes tenemos que entregar cuentas claras, es a ellos a quienes les debemos un trabajo de calidad”, dijo.

 

Finalmente este miércoles concluyo el trabajo de los legisladores, los cuales amable y educadamente se despidieron y se fueron a esperar como todos los demás a que abrieran las puertas del congreso.