ÓMICRON Y DELTA SON DOS PANDEMIAS

  • El director del Instituto de Investigaciones Farmacológicas “Mario Negri” de Italia analiza las previsiones para las próximas semanas.

MADRID.- La variante ómicron está desatando la “tormenta perfecta”: cientos de miles de casos, entre ellos nuevos infectados pero también reinfectados, y hospitales tensionados de nuevo. Con la vista puesta en la vuelta al cole, las próximas dos semanas se anuncian decisivas, también para entender si, como parece, la variante ómicron prevalecerá sobre delta, y qué implicaciones tendrá ese sorpasso.

“En cierto sentido tenemos dos pandemias: una apoyada por ómicron y la otra por delta”, explica Giuseppe Remuzzi, director del Instituto de Investigaciones Farmacológicas Mario Negri con sede en Milán Italia, “no debemos olvidar que muchos pacientes de UCI están infectados por delta, que ha seguido expandiéndose incluso en las últimas semanas”.

¿Qué perfil tienen hoy los pacientes que ocupan las camas de UCI?

Incluso dentro de los hospitales hay ‘dos pandemias’: una de vacunados y otra de no vacunados. Como se puede comprobar echando un simple vistazo a los datos, estar vacunado protege de una manera muy importante. Con la tercera dosis, en general sólo las personas mayores y con otro tipo de enfermedades asociadas terminan en cuidados intensivos. El porcentaje de no vacunados en el hospital es muy alto, si estuviéramos todos vacunados no habría problema de saturación de camas.

Respecto a las próximas dos semanas, ¿qué podemos esperar?

Si las dos variantes continúan coexistiendo, podría haber un problema. Si, por el contrario, ómicron consigue superar a Delta, quizá podamos ver descender la curva en cuestión de semanas, ya que la enfermedad que provoca es menos grave. La expansión ultrarrápida de ómicron sobre delta no sería una mala noticia.

Hay quien anticipa que la variante ómicron podría acabar con la pandemia, ¿es así?

Con una variante tan contagiosa, el pico de la nueva curva de positivos se alcanzaría antes. De la misma forma, como ya ha sucedido en Sudáfrica y Reino Unido, el descenso también será más rápido, pero para hablar del fin de la pandemia creo que todavía tendremos que tomar precauciones al menos durante un par de años.

¿La inmunidad de rebaño es una quimera con ómicron?

Sí: aunque lleguemos al 95% de inmunizados, entre vacunados y curados, quedarían por considerar las mutaciones del virus, que no se detienen, y la movilidad de las personas, que continúa. Podríamos hablar de una “salida a la pandemia”, casi una “especie de inmunidad colectiva”.

La vuelta al cole, ¿afectará de forma decisiva al crecimiento de los contagios?

Los colegios llevan semanas cerrados y las infecciones han seguido aumentando: creo que la aportación de los alumnos es realmente irrelevante con una variante que se propaga con tanta rapidez.

Además de las vacunas, ¿cuáles son las otras “armas” a nuestra disposición contra ómicron, por ejemplo, para quienes pasan la enfermedad en casa?

Dos trabajos científicos derivados de nuestro grupo de investigación muestran que el uso de antiinflamatorios no esteroideos utilizados en los primeros síntomas de la enfermedad reducen en un 90% la evolución hacia formas graves y la hospitalización. Ambos estudios tienen limitaciones y aún no hay pruebas definitivas.

¿Qué pasa con el paracetamol?

El paracetamol consume glutatión, que es un antioxidante muy poderoso. Se acaba de publicar un estudio que demuestra que los pacientes con Covid tienen un importante estrés oxidativo, probablemente responsable del daño inflamatorio pulmonar, asociado a la deficiencia de glutatión y se ha visto que este déficit aumenta con la edad.

¿Cuándo están indicados los antivirales y qué beneficios pueden tener?

Los medicamentos antivirales evitan que el virus se replique y, por lo tanto, detienen la enfermedad incluso antes de que aparezca. Deben administrarse en los cinco días posteriores al inicio de los síntomas en aquellos pacientes que se espera que desarrollen una enfermedad más grave. El antiviral disponible ahora es el molnupiravir de Merck, que reduce la enfermedad grave con una eficacia del 30%. El paxlovid de Pfizer, disponible próximamente, alcanza un 87% de eficacia.

¿Cuándo están indicados los anticuerpos monoclonales?

Los anticuerpos monoclonales actúan contra las otras variantes, contra la variante ómicron ya no son efectivos. El único que funciona por ahora es el sotrovimab de Gsk, pero hay otros en desarrollo.

¿Son útiles la cloroquina, la colchicina y la heparina para el tratamiento o para la prevención del Covid? ¿Y la ivermectina?

La heparina parece funcionar si se administra en las primeras etapas. Se han realizado muchos estudios sobre la hidroxicloroquina y la conclusión es que no aporta ninguna ventaja. Lo mismo en el caso de la colchicina y la ivermectina: no hubo diferencias entre los pacientes tratados y los “de control”.

ELMUNDO.ES