UNA TRAS OTRA LAS MUJERES SON ASESINADAS EN MÉXICO; MARZO CRUEL

MÉXICO.- La pandemia ha detonado el infierno de la violencia machista que se vive detrás de la puerta de los hogares y ha disparado las llamadas de auxilio al número de emergencia 911. Solo en lo que va de 2021, se efectuaron 38.316 de estas llamadas, según fuentes oficiales. Lo que señalan las cifras oficiales es solo una muestra de la ola de violencia que vive el país, con 2.444 personas asesinadas en mes de marzo y donde 10 mujeres de promedio pierden su vida cada día a manos del machismo.

Mientras México redobla sus esfuerzos internacionales por mostrar el compromiso en la lucha contra la violencia machista y es anfitrión del Foro internacional Generación Igualdad contra la discriminación de género, el eco de los asesinatos de mujeres sigue llegando hasta las puertas de Palacio Nacional.

Entre enero y febrero, 142 mujeres han sido declaradas víctimas de feminicidio en México de un total de 447 asesinadas, lo que significa que solo 30% de esas muertes violentas se clasifican actualmente como feminicidio. “No nos cuadran las cifras. Hay muchas deficiencias y errores periciales en las investigaciones”, señalaba María de la Luz Estrada, directora del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio. “No solo hay que juzgar con perspectiva de género, hay que investigar y hacer peritajes con perspectiva de género”, agregaba en entrevista con este periódico. En los tres últimos años, el delito de feminicidio ha aumentado en el país un 8,5%.

A falta de conocerse los datos de marzo, EL PAÍS ha podido contabilizar la muerte violenta de al menos 20 mujeres, de acuerdo a las fiscalías de los Estados y la prensa nacional. Los números señalan una emergencia de Seguridad Pública detrás de la que se esconde la historia de mujeres, niñas y adolescentes a las que arrebataron la vida con total impunidad. El nombre de algunas ni siquiera ha trascendido porque ha sido imposible reconocerlas, las últimas palabras que los medios publicaron sobre ellas fue: “Encontrado cuerpo de mujer”, mientras sus familias todavía las dan por desaparecidas.

Victoria Salazar, asesinada a manos de la policía

Victoria Salazar, de 36 años, había llegado a Tulum de El Salvador en 2018 con una visa humanitaria del Gobierno para residir y trabajar en México. El pasado domingo fue detenida por cuatro policías municipales y sometida en el suelo. La brutal acción de los agentes provocó la muerte de la mujer que falleció de camino a la comisaría con el cuello fracturado. El presidente López Obrador reconoció que la mujer fue brutalmente tratada y asesinada y se comprometió a castigar a los culpables con todo el peso de la ley. “Es un hecho que nos llena de pena, de dolor y de vergüenza”, expresó el mandatario. Esta semana y tras las acaloradas protestas por su muerte, el cuerpo de la mujer fue repatriado y los policías implicados, detenidos y apartados de su cargo. Las autoridades han a rrestadoal que era su pareja por repetidos abusos sexuales contra Victoria y una de sus hijas.

Carmen, mujer de 80 años violada en Veracruz

Carmen N. tenía 80 años y vivía en Veracruz. El pasado 25 de marzo fue brutalmente golpeada y violada en su casa de la colonia Las Caballerizas. Las heridas del ataque ocasionaron su muerte días después. La Fiscalía de Veracruz abrió una carpeta de investigación por el delito de feminicidio que no ha detenido todavía a ningún responsable.

Wendy Yocelin: niñas de 16 años que cargan el ataúd de su amiga

Tenía 16 años y era del Estado de México. El 20 de marzo, Wendy Yocelin desapareció en Xonacatlán, Estado de México. Dos días después, su cuerpo fue encontrado en el canal de aguas negras en el barrio Dos Caminos. Sus amigas estuvieron con ella hasta el final y cargaron su féretro hasta el panteón. La imagen del entierro de Wendy se ha convertido en la desgarradora imagen de la violencia machista en México que arrebata la vida y los sueños de las mujeres desde que son niñas.

Ivonne Gallegos, candidata asesinada en Oaxaca

El sueño de Ivonne Gallegos, de 40 años, era ser la presidenta municipal de Ocotlán, Oaxaca. Tenía un hijo de 10 años y unas semanas antes de que arrancara la campaña electoral fue asesinada a balazos mientras viajaba en coche. Una semana antes de su asesinato, Gallegos había tenido un enfrentamiento con la alianza de partidos PAN, PRD y PRI que buscaban que se presentara como la candidata local de la coalición. Las diferencias con los líderes locales le habían costado ataques y amenazas por redes sociales que Gallegos había denunciado ante las autoridades. “En esa denuncia Ivonne puso los nombres de quiénes la amenazaron, con quienes pudo tener un problema. Esperemos que las autoridades busquen a los responsables y que un crimen como este no quede impune”, señaló la activista Eufrosina Cruz en una entrevista con este diario. La Fiscalía de Oaxaca investiga su asesinato como feminicidio.

Maricela, desaparecida en Ciudad de México

Maricela N. tenía 16 años y desapareció el 21 de marzo de la colonia Juárez, en la alcaldía Cuauhtémoc. El cuerpo de la joven de origen otomí fue encontrado por las autoridades cuatro días después con signos de “violencia excesiva”, señala el expediente del caso, que será investigado como feminicidio.

Nicole, el feminicidio de una niña de 7 años

La menor desapareció a principios del mes de marzo en el fraccionamiento Rancho Don Antonio, en Tizayuca, Hidalgo. Una semana después fue encontrada muerta en la presa El Manantial, en la misma localidad. Las fuertes protestas de familiares y vecinos de la zona presionaron a las autoridades estatales y municipales que coordinaron el operativo de búsqueda de la niña. La Fiscalía detuvo a un hombre que fue puesto a disposición judicial como el principal sospechoso de la desaparición y feminicidio de la menor.

Jacqueline, asesinada en el edificio donde trabajaba

Solo unos días antes del 8 de marzo, Jacqueline, de 35 años, fue asesinada en uno de los barrios más adinerados de Ciudad de México, la colonia Condesa. Maniatada y fuertemente golpeada, la mujer murió en uno de los cuartos de servicio del edificio donde trabajaba. Las autoridades detuvieron al que era su pareja como presunto feminicida.

Karla M., el primer feminicidio de Holbox

Solo un día antes del asesinato de Victoria Salazar, otro feminicidio sacudía al Estado de Quintana Roo. Karla M., originaria de Yucatán, era taxista en la isla de Holbox, tenía 29 años y un hijo. Su brutal asesinato se convirtió en el primer feminicidio de uno de los lugares más tranquilos del Caribe mexicano. Su cuerpo fue encontrado mutilado en la playa. La Fiscalía del Estado ha detenido al que era su pareja por ser el principal sospechoso. Otras dos mujeres no identificadas por las autoridades fueron asesinadas esa semana, una de ellas recibió tres disparos y a otra le prendieron fuego, según la Fiscalía.

Ana Lilia González, desaparecida y encontrada en una cisterna

Tenía 16 años y sus familiares denunciaron la desaparición de la joven el 21 de marzo. Ana Lilia González fue vista por última vez en el municipio de Huitzilac, Morelos, limítrofe con Ciudad de México. Las autoridades encontraron días después el cuerpo sin vida de la joven dentro de una cisterna de agua con señales de haber sido estrangulada. El Estado de Morelos tiene activada la Alerta por Violencia de Género en ocho de sus 36 municipios.

Liliana Cristina, asesinada a golpes

La mujer de 46 años fue asesinada a golpes dentro de su casa del Puerto de Veracruz y ya había puesto varias denuncias contra su expareja. El pasado 24 de marzo, llamó al teléfono de emergencia 911 para denunciar de nuevo que su vida corría peligro. Cuando la policía llegó a su domicilio, Liliana Cristina ya estaba muerta.

EL PAÍS