48% DE ALUMNOS VOLVIERON A CLASES PRESENCIALES; PADRES SE RESIGNAN A PERDER AÑO

  • De acuerdo con la SEP, actualmente unos 13 millones de estudiantes aún se encuentran en casa, en el mejor de los casos, tomando clases virtuales.

MÉXICO.- Han pasado 15 días desde que se retomaron las clases presenciales y aunque cada día a las aulas se suman más alumnos, la asistencia apenas roza la mitad de la matrícula.

En el ciclo escolar 2019-2020 la SEP tuvo a 31 millones 236 mil 953 alumnos inscritos, de los cuales 5.2 millones de estudiantes ya no se inscribieron al ciclo escolar 2020-2021 por causas relacionadas con el Covid-19 o por falta de recursos, acuerdo con el informe de Impacto de la pandemia en niñas y niños que dio a conocer la Subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración.

Atendiendo a estos datos y con lo informado oficialmente la Secretaría de Educación Pública (SEP) sobre el registro de una asistencia de 12 millones 639 mil 915 estudiantes, actualmente unos 13 millones de alumnos (52%) aún se encuentran en casa, en el mejor de los casos, tomando clases virtuales -de no más de dos horas- una o dos veces por semana.

Los padres que han decidido no llevar al colegio a sus hijos por miedo de que se pudieran contagiar de Covid-19 han buscado estrategias para que los menores no se retrasen en su aprendizaje. En los buscadores de internet teclean preguntas como “¿Qué debe aprender un niño de tercero de primaria?”, o bien, buscan videos con palabras clave como “Clases de matemáticas de segundo año”.

Naomi de 8 años, por ejemplo, tiene la suerte de que su abuelo -quien se dedicó a la docencia- dedique sus mañanas para darle clases, pero como estos casos hay pocos por lo que la mayoría de los menores continúa a la deriva.

Guadalupe, mamá de Naomi, cuenta que al inicio pensó en mandar a su hija a las clases presenciales, pero el día que acudió a recoger los libros advirtió que las condiciones de la escuela no eran óptimas. Observó que los niños tomaban el recreo dentro del salón y que estaban sentados en el suelo sin que mantuvieran la sana distancia.

“Me inquieta que la distancia no se lleva a cabo, así como tampoco dan a conocer un protocolo de seguridad, en la entrada entran (sic) todos en conjunto y solo se limitan a decir que tienen agua, jabón y gel antibacterial”, explica la madre de familia.

“He estado investigando el contenido en internet de acuerdo con su grado para poder apoyarle en su aprendizaje, así como mi padre que en algún momento fue docente le está enseñando, lo malo de esto es que nada de ese esfuerzo será considerado y temo que la den de baja y pierda su lugar”.

DALILA SARABIA / ANIMAL POLITICO