LO ASECHARON POR 20 AÑOS; ARRESTAN A CAZADOR QUE MATÓ A 70 TIGRES DE BENGALA

  • Habib Talukder, apodado Tiger Habib por sus habilidades de caza, fue buscado por la policía durante 20 años.

NEVA DELHI.- La policía de Bangladesh arrestó a un presunto cazador furtivo de vida silvestre que se cree que mató al menos a 70 tigres de Bengala en peligro de extinción en más de dos décadas, dijo la policía.

El jefe de la policía local, Saidur Rahman, dijo el martes que Habib Talukder, apodado Tiger Habib por sus habilidades de caza, vivía cerca del vasto bosque de manglares de Sundarbans y huiría cada vez que los oficiales asaltaran el área.

El sospechoso de 50 años fue enviado a la cárcel en espera de juicio luego de ser arrestado el sábado en su casa en el distrito sur de Bagerhat, dijo Rahman.

La región de manglares que se extiende a ambos lados de la India y Bangladesh, hogar de una de las poblaciones más grandes de tigres de Bengala del mundo, era el terreno de caza de Talukder.

Las pieles, los huesos e incluso la carne de los gatos serían comprados por comerciantes del mercado negro que los venderían en China y en otros lugares.

Talukder comenzó recolectando miel de abejas silvestres en el bosque y se convirtió en una leyenda local por sus hazañas al cazar a los grandes felinos y evitar el arresto.
“Lo respetamos por igual y le tenemos miedo”, dijo el cazador de miel local Abdus Salam. “Es un hombre peligroso que podría luchar solo con mamá (tigre) dentro del bosque”.

Buscado en varios casos presentados bajo la ley de conservación de la vida silvestre, Talukder había estado huyendo durante mucho tiempo, dijo Rahman.

Podría tener vínculos con pandillas que operan en Sundarbans para la caza furtiva de animales salvajes, dijo el oficial.

Talukder, quien frecuentemente se aventuraba en el bosque a pesar de la prohibición, está formalmente acusado de cazar tres tigres y cinco ciervos, dijo el funcionario forestal Joynal Abadin.

Pero Talukder le dijo a la gente local que había cazado hasta 70 grandes felinos desde que mató a un tigre por primera vez a los 20 años, dijo Abadin, refiriéndose a los residentes locales.

“No pudimos verificar su afirmación todavía”, dijo.

Los tigres de Bengala son únicos entre los grandes felinos por poder vivir y cazar en las aguas salobres de los manglares. Son buenos nadadores.

Después de una ofensiva contra la caza furtiva y el bandidaje, un estudio de 2019 realizado por el departamento forestal de Bangladesh encontró un total de 114 tigres de Bengala en su parte de Sundarbans, un sitio del patrimonio de la UNESCO.

Su población había registrado un mínimo histórico de 106 en 2015 desde 440 en 2004, según encuestas anteriores.

El oficial regional de conservación forestal Mainuddin Khan dijo que la noticia del arresto de Talukder ha traído “suspiros de alivio”.

“Fue un gran dolor de cabeza para nosotros. Representaba una gran amenaza para la biodiversidad del bosque”.

AL JAZEERA