ONU PIDE PROTEGER A NIÑOS EN CONFLICTO ENTRE PALESTINOS E ISRAELÍES

MADRID.- La representante especial de Naciones Unidas para Niños y Conflictos Armados, Virginia Gamba, ha alertado este miércoles de las “consecuencias graves y a largo plazo” que la violencia entre palestinos e israelíes causará a los niños en el aspecto físico y mental, y ha llamado a las partes a que “actúen de inmediato” para protegerlos.

Gamba ha expresado su “profunda preocupación” por la reciente “espiral de violencia en Israel y el Territorio Palestino Ocupado”, en la que han resultado heridos y han fallecidos civiles, entre ellos un número significativo de niños, cerca de una veintena.

Así, ha pedido a todas las partes que garanticen que los niños y niñas estén “protegidos de los efectos de la violencia” y que ejerzan la “máxima moderación para evitar una mayor escalada”.

Los niños, ha incidido en un comunicado, son los miembros más vulnerables de la sociedad y las primeras víctimas de la violencia en tiempos de conflicto.

Asimismo, además de apelar a una “solución pacífica”, ha recordado a las partes sus obligaciones y responsabilidad en virtud del derecho internacional, incluidos los principios de distinción, precaución y proporcionalidad en el uso de la fuerza.

“Es hora de implementar medidas concretas para proteger mejor a los niños, las escuelas y los hospitales de los efectos de la violencia”, ha sentenciado.

Por otro lado, la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore, ha condenado la muerte de niños y heridos en el marco del conflicto en los últimos cinco días.

“La situación se encuentra en un peligroso punto de inflexión. El nivel de violencia y su impacto en los niños es devastador. Estamos al borde de una guerra a gran escala. En cualquier guerra, los niños, todos los niños, son los que sufren primero y son los que más sufren”, ha lamentado en un comunicado.

Así, ha instado a todas las partes a poner fin a la violencia y reducir las tensiones, así como a proteger a todos los civiles, “especialmente a los niños”.

También se ha mostrado “consternado” por el hecho de que “los niños sigan siendo víctimas de la violencia” el secretario general de la ONU, António Guterres, que ha defendido que “deben recibir una protección especial contra cualquier forma de violencia”.

LA ESCALADA EMPEORARÁ LA SITUACIÓN HUMANITARIA

Por otro lado, el portavoz de Naciones Unidas, Stéphane Dujarric, ha asegurado que el actual riesgo de escalada “probablemente empeorará la situación humanitaria, especialmente en Gaza, donde el sector sanitario lleva años luchando por proporcionar servicios básicos y se ha visto aún más afectado por la COVID-19”.

En este sentido, ha reseñado que “la financiación de la respuesta humanitaria es fundamental”, y que el Plan de Respuesta Humanitaria para el Territorio Palestino Ocupado, que pide 417 millones de dólares para ayudar a 1,8 millones de palestinos vulnerables, sólo está financiado en un 29 por ciento.

Dujarric también se ha referido a la intervención del coordinador especial de la ONU, Tor Wennesland, en el Consejo de Seguridad en una reunión a puerta cerrada, donde ha asegurado que “la situación sobre el terreno sigue deteriorándose hasta convertirse en la más grave escalada entre Israel y los militantes palestinos en años”.

Wennesland ha reiterado que “el lanzamiento indiscriminado de cohetes y morteros por parte de Hamás y otros militantes desde barrios civiles muy poblados hacia núcleos de población civil viola el derecho internacional humanitario y es inaceptable y debe cesar inmediatamente”.

Por otra parte, el coordinador de Naciones Unidas, aunque ha reconocido las “legítimas” preocupaciones de Israel en materia de seguridad, ha reiterado que “las autoridades israelíes también deben cumplir con sus responsabilidades en virtud del derecho internacional y que las fuerzas de seguridad israelíes deben ejercer la máxima moderación y calibrar su uso de la fuerza para no atacar a los civiles ni a los objetos civiles en la realización de operaciones militares”.

EUROPA PRESS