CÁRTELES, MAFIA RUSA Y POLÍTICOS SE DISPUTAN LAS PLAYAS MEXICANAS

Posted on
  • Los recientes ataques junto a la playa revelan una nueva guerra territorial entre los cárteles en algunos de los destinos turísticos más populares de México

MÉXICO.- Tres recientes ataques armados en las principales playas turísticas de México revelan una nueva guerra territorial que involucra a bandas mexicanas, rusos y políticos locales, según informes de seguridad y fuentes consultadas por Insider.

A fines de octubre, un ataque dentro de un bar en la popular ciudad de Tulum mató a dos turistas extranjeros, incluida la influyente viajera estadounidense Anjali Ryot.

Durante los primeros días de noviembre, los turistas que visitaban Puerto Morelos, al sur de Cancún, fueron encerrados en sus hoteles luego de que hombres armados abrieran fuego en una playa y persiguieran a un objetivo hasta un centro turístico cercano. El tiroteo dejó dos muertos.

En la mañana del 7 de diciembre, tres hombres que viajaban en jets de esquí abrieron fuego contra un grupo de personas en la playa Langosta, en el centro turístico de Cancún, según informes de prensa . Nadie resultó herido o muerto, pero otro ataque en solo unas pocas semanas aumentó la ansiedad entre los turistas.

Solo Tulum registró 65 homicidios entre enero y septiembre, un aumento del 80,5% en comparación con el mismo período del año pasado, cuando solo se produjeron 36 homicidios, según estadísticas del sistema nacional de seguridad pública de México.

Funcionarios mexicanos dijeron que el reciente aumento de la violencia es consecuencia de una “guerra territorial” entre una docena de bandas locales que buscan controlar el negocio del narcotráfico callejero.

Oscar Montes de Oca, el fiscal del estado de Quintana Roo, donde se encuentran Cancún y Tulum, dijo que “unos 10 grupos de narcotraficantes” se están peleando entre sí, pero la realidad podría ser más compleja.

Quintana Roo tuvo muy recientemente elecciones locales en sus 11 municipios, incluso para alcalde y la mayoría de jefes de policía. Este podría ser un factor clave en el repunte de los ataques armados, según Eduardo Guerrero, director de Lantia, una consultora mexicana especializada en organizaciones criminales y análisis de seguridad.

“La mayoría de los líderes de las pandillas tenían acuerdos con la administración saliente, y con un nuevo jefe de policía, nuevos alcaldes y funcionarios de la ciudad, están luchando para ser los que rompan un acuerdo permisivo que les permita operar libremente sus negocios ilegales”. Guerrero le dijo a Insider.

Cárteles, pandillas y la mafia

Actualmente hay seis pandillas afiliadas a los principales cárteles de la droga mexicanos que operan en la región. ElPrincipales actividades delictivas de estas bandas. son el narcotráfico, el tráfico, la extorsión, la trata de personas y el blanqueo de capitales, según un informe reciente de Lantia.

“Estas pandillas luchan principalmente por el área de la playa, donde quieren operar libremente ofreciendo todo tipo de drogas y negocios a los turistas. Otro punto de acceso para ellos son las calles principales dentro de las ciudades, clubes y casinos”, dijo Guerrero.

Las pandillas descritas en el informe son “Los Pelones”, que se separaron del Cartel del Golfo y son responsables de los ataques más recientes en Tulum y Puerto Morelos.

Las pandillas “La Barredora” y “Los Compich” están peleando contra Los Pelones por Cancún, Tulum y Puerto Morelos específicamente. La Barredora está especialmente comprometida en generar vínculos comerciales con autoridades y funcionarios locales; “La Gente de Aquiles”, grupo perteneciente a “Los Árzate”, con fuertes vínculos con el Cartel de Sinaloa y responsable de la mayor parte del narcotráfico callejero.

“El Cártel de Cancún”, que opera como una rama del Cartel de Sinaloa, es mayoritariamente responsable del área de Benito Juárez e Isla Mujeres.

Además de estas pandillas, el Cártel Jalisco Nueva Generación también tiene una fuerte presencia a través de alianzas con pandillas locales más pequeñas que alguna vez trabajaron bajo el Cártel del Golfo y Los Zetas, según el informe.

“Esto sólo podría explicar una parte de lo que está sucediendo en Quintana Roo recientemente”, dijo Guerrero. “Otra gran parte es la presencia de mafias rumanas y rusas que operan principalmente en el lavado de dinero y el tráfico sexual”.

En mayo, el gobierno mexicano capturó al empresario rumano Florian Tudor en Quintana Roo. Tudor está acusado de ser el líder de una mafia rumana que opera en varios puntos turísticos de México.

“Florian T. fue capturado por la Fiscalía General de México cumpliendo con una solicitud de extradición del gobierno rumano por supuestamente estar involucrado en crimen organizado, extorsión y homicidio”, dijo la Fiscalía General en un presione soltar.

Originario de Craiova, Rumania, Tudor se mudó a Quintana Roo con varios familiares cercanos en 2014.

Adrian Enachescu, el hermanastro de Tudor, abrió un negocio en Delaware con oficinas en Nueva York y San Francisco, que supuestamente se usaron para transferir dinero de operaciones ilegales en Rumania a México, según una investigación por el Proyecto de denuncia de la delincuencia organizada y la corrupción.

La organización de la que se acusa a Tudor, llamada la pandilla de la riviera maya, fue único entre los grupos criminales europeos en que México era su base de operaciones.

“Florian construyó una red de políticos, empresarios y criminales por más de 10 años que le permitió operar masivamente en Quintana Roo y Baja California Sur”, dijo Guerrero.

Según Guerrero, Tudor estaba tan alto que incluso reunió con la actual jefa de policía de México, Rosa Icela Rodríguez, a pedido del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Aunque está en la cárcel y enfrenta varios años tras las rejas, la operación de la que se le acusa sigue viva en su mayor parte en Quintana Roo.

“Es lo mismo que con los cárteles mexicanos. Capturaron al patrón, pero la organización sigue operando bajo un nuevo liderazgo”, dijo Guerrero.

La semana pasada, México desplegó 1.500 efectivos de la Guardia Nacional en Quintana Roo, con base en Tulum, para patrullar playas turísticas. Al igual que en despliegues anteriores, los soldados en plena marcha entre los turistas que disfrutan de las playas han recibido atención internacional.

BUSINESS INSIDER