EL CAMPO MEXICANO, AL BORDE DEL COLAPSO POR RECORTES

CDMX.- El coordinador del grupo parlamentario del PAN en la Cámara de Diputados, Juan Carlos Romero Hicks, alertó que, por los recortes a sus fondos de gastos, el campo se encuentra hoy “al borde del colapso y del caos”.

Incluso, anunció que su partido presentará ante la Auditoría Superior de la Federación (ASF) una denuncia “por posible desvío de fondos etiquetados al campo en este año 2019”.

Exhortó además al presidente Andrés Manuel López Obrador para que “reconsidere su propuesta de disminuir 37 por ciento el gasto al sector agropecuario en 2020”.

Primeramente, explicó, la Comisión de Transparencia y Anticorrupción de la Cámara de Diputados “exigirá una explicación por un posible desvío de recursos públicos por parte de funcionarios federales de esta administración”.

Además, dijo que presentarán una denuncia ante la ASF “porque los recursos etiquetados por la Cámara de Diputados no se canalizaron al Fondo para los Productores Ganaderos y al Fondo de Apoyo de Aseguramiento a la Sequía”.

Criticó también que para el campo mexicano “hay señales de alarma” para el 2020, por la reducción en el presupuesto agropecuario en casi 30 mil millones de pesos, que afectará, entre otros programas, los de la comercialización de productos del campo, donde la reducción presupuestal es de 98 por ciento.

Hay también, acusó, un impacto negativo al Programa de Concurrencia y Actividades Productivas, el Programa de Competitividad Agroalimentaria, el Programa de Fomento Ganadero y el de Sanidad e Inocuidad.

Dijo que habrá falta de financiamiento al Seguro Agrícola por medio del cual se atienden desastres catastróficos como la sequía en los estados de Veracruz, Tamaulipas, Durango y otros, además de las afectaciones por los efectos que acusan los huracanes en Jalisco, Colima y Nayarit, junto con otras entidades de la República que año con año se ven expuestas a estos fenómenos climatológicos.

Romero Hicks dijo que “estamos ante un claro desmantelamiento del campo mexicano, con el abandono de la política de desarrollo rural y la desaparición o disminución, sin razonamiento alguno, de programas relevantes que han ayudado a la productividad y a la exportación en materia agropecuaria, poniendo en grave riesgo la balanza comercial y la generación de empleo”.

“Hacemos un llamado al presidente de la República a dejar de lado su lucha ideológica, pues está jugando con un andamiaje, una estructura que permitió en los últimos quince años contar con un campo mexicano competitivo y con presencia en prácticamente todos los mercados del mundo”, precisó.

“Al presidente no le han informado que el sector agropecuario ha estado creciendo más de lo que cualquiera de la economía, pues el primer semestre de este año avanzó a un ritmo de 3. 6 por ciento, cuando el resto del país solo lo hizo por arriba del 0.1 por ciento”, insistió.

El Financiero