PRESUPUESTO 2020 NO IMPULSARÁ ECONOMÍA MEXICANA: BANK OF AMERICA

Ciudad de México. El proyecto de presupuesto 2020 no está diseñado para apoyar a una economía que no está creciendo, advirtió Bank of America Merryl Lynch (BofA). En este contexto, la institución financiera estimó que las calificadoras de crédito seguirán bajando la calificación de Petróleos Mexicanos (Pemex) y de la deuda soberana.

“El presupuesto tiene como desventaja los riesgos de un menor crecimiento del PIB (producto interno bruto), una menor producción de petróleo y menores precios del petróleo”, resumió en un documento.

Destacó que al reducir el gasto como proporción del PIB de 23.3 por ciento en 2019 a 23.1 por ciento para 2020, “el crecimiento probablemente seguirá a la baja”.

Añadió que si bien los supuestos de crecimiento son bajos, en el documento presentado por la Secretaría de Hacienda aún se mantienen “demasiado optimistas”. Las proyecciones de 0.9 por ciento para 2019 y de 2 por ciento para 2020, se cuentan por arriba del consenso del banco, que apunta por un 0.5 y 1, respectivamente.

BofA recalcó que el uso del Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestario (FEIP) implicó usar 0.5 por ciento del PIB y con ello lograr el superávit primario de 1 por ciento, implicó que el déficit fiscal creciera a 2.7 por ciento.

A la par, que se haya recortado a 0.7 por ciento el superávit primario para 2020 implica que la deuda está aumentando “incluso bajo las previsiones optimistas” de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Acotó que los ingresos por 21 por ciento del PIB para 2020 están sobreestimados. Refirió que los ingresos petroleros suponen un aumento de más del 10 por ciento en la producción de petróleo, 49 mil dólares por barril.

Sumó que el paquete de apoyo a Petroleros Mexicanos se cuenta por debajo de lo que algunas calificadoras de crédito ya habían estimado. Luego de ello, concluyó que el presentado el 8 de septiembre es “un presupuesto sin visión y con muchos riesgos”.

También advirtió que el proyecto no crea mecanismos para preservar a la economía mexicana frente a una mayor desaceleración dada la guerra comercial entre Estados Unidos y China, dado que se basa en que la economía mexicana se beneficiará de dicho enfrentamiento.

La Jornada