AMLO HACE TEMBLAR A MUCHOS POR SU COQUETEO CON LA DEMAGOGIA

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador se ha topado con una realidad económica que las palabras no consiguen aliviar. Por mucho que el presidente de México decretase el fin de la política neoliberal, los datos apuntan que el país encara un momento peligroso. El anuncio de la desaparición de algunas instituciones ha aumentado ésta incertidumbre.

Según el diario británico, The Financial Times, existe la sensación de que el tabasqueño no sólo ha tomado la política económica nacional, sino también las instituciones, en su intento por deshacerse de lo que llama las corruptas prácticas del pasado.

Con su gobierno basado en la “honestidad”, López Obrador ha presionado para cambiar la forma en que muchas dependencias y departamentos gubernamentales gastan dinero, con grandes reducciones en los gastos operativos  para permitir que más gastos sociales vayan directamente a las personas.

En este sentido, la posible desaparición del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval)  pasa a uno de los momentos más delicados de la historia. El abrupto despido del titular de dicha institución, Gonzalo Hernández Licona, fue una de las últimas purgas entre la actual administración y los tecnócratas a quienes el presidente ha tildado como corruptos y derrochadores.

Fuente: iNFOBAE