Ha revivido la semilla de la esperanza en Santiago Ixtayutla: Francisco Montero López

– Francisco Javier Montero López, Secretario de Asuntos Indígenas acompañado por la esposa del gobernador del estado, Ivett Morán de Murat, regresó nuevamente al pueblo de Santiago .

froylanmf@gmail.com

El titular indicó que en esta comunidad ubicada a 11 horas de camino de la capital oaxaqueña, ha revivido la semilla de la esperanza, ” los rostros enmudecieron ante nuestra presencia, porque la última vez que estuve aquí, no creyeron en mi promesa de volver, nadie supo nunca antes de este lugar”.

“Los gobiernos lo tuvieron olvidado, marginado y sin esperanzas, el dolor de su gente se convirtió en mi dolor y eso me ha traído de nuevo a este lugar”, refirió.

Montero López dio: “Quise reencontrarme nuevamente con esta gente y la historia trágica que los envuelve, para volver a reiterarles la existencia de una esperanza recóndita.

Doña Ivett Morán de Murat accedió venir conmigo para hacer suyas sus necesidades, como me sucedió la primera vez, ella también quedó impactada por este otro rostro de Oaxaca y sin pensarlo dos veces, prometió adoptarlos como su familia, como su pueblo, para ayudarlos durante este tiempo a salir de su desgracia ancestral, refirió.

“Con ella llegó una bendición oficial, recursos millonarios para arreglar el camino a la población, apoyos para las escuelas, computadoras para los jóvenes y por supuesto, una palabra de esperanza, un abrazo cálido y un corazón dispuesto a nutrirse de cada niño, cada mujer, cada anciano, cada hombre.

Santiago Ixtayutla representado por el C. Miguel Quiroz, vive un momento histórico al recibir la visita de la esposa del Gobernador Alejandro Murat Hinojosa,  acompañada por, la Delegada de CDI en Oaxaca, Miriam Liborio Hernández y el Delegado de SEDESOL, Gabriel Cue”, señaló.

“El águila y el jaguar que habitan la selva de estos pueblos fueron testigos de la hermandad que hoy empezó sobre lazos que se irán fortaleciendo al paso de los días. Había en el ambiente un dejo de gozo y plenitud cuando se registró la despedida. Ya no fue como la primera vez, con la sensación que deja la duda, ahora fue diferente.

Algo diferente selló el hasta pronto y habitó en todos los corazones. Nos volveremos a ver, de eso estoy seguro, porque estaremos atentos a sus necesidades y logros, pero ante todo, para seguir compartiendo con ellos nuevos escenarios y nuevos derroteros.

Atrás quedó aquella dolorosa experiencia que viví la primer vez. Aquella ocasión llegue con un féretro que ocuparía un miembro del ayuntamiento, asesinado de manera trágica, pero ahora el tiempo nos ha permitido regresar para volver a recuperar la voz de los tatamandones, la frágil presencia de las ancianas y el denuedo de la nueva generación sobre la cual se levantara la nueva fuerza de este lugar”, finalizó.